Perspectiva bíblica de la doctrina de la justificación

Por: Héctor A. Delgado

Nota: Estos comentarios constituyen mis reflexiones sobre algunos aspectos teológicos que considero de interes en mis lecturas de los materiales de textos asignados por la universidad donde curso mi lecenciatura en teología.

El siguiente artículo abordará la doctrina de la Justificación por la fe en un contexto estrictamente bíblico. Es nuestro propósito ser lo más objetivos posible y, sin dejar de tomar en cuenta las opiniones de varios académicos consultados, el siguiente ensayo presentará un enfoque bíblico de esta importancia enseñanza para la fe cristiana.

Veremos que la doctrina de la justificación por la fe, tal y como la expresaron los escritores bíblicos y en especial el apóstol Pablo, sigue teniendo la misma relevancia para nosotros en la actualidad como la tuvo para los destinatarios de las cartas apostólicas y demás escritos inspirados.

Nuestro estudio no dedicará espacio al análisis de los aspectos históricos relacionados con la doctrina de la justificación, los cuales son harto conocidos por los estudiosos; pero sí hará referencia al hecho, de que, aunque muchos grandes hombres del pasado tuvieron un enfoque correcto de esta doctrina, dejaron de percibir ciertos detalles que también están presentes en la enseñanza bíblica, que de haber sido notados les habría ayudado a realizar una exposición más pulida y completa de la justicia por fe. Naturalmente, su entendimiento fue suficiente para llenar el espacio de aquellos momentos históricos decisivos, en los que, la verdad de Dios, casi resulta anulada por las pasadas cargas de tradiciones humanas y malas interpretaciones del texto sagrado. No es difícil entender – desde nuestro punto de vista – que los siglos que nos separan de aquellos tiempos memorables han servido para dar pasos de avance en el entendimiento de una doctrina que, si bien ha sido analizada y re-analizada, constituye aún (y seguirá siendo) una mina de poder espiritual que nos guiará hacia el reino eterno de nuestro Señor Jesucristo. Solo cuando estemos de pié ante el trono de Dios y ante el Cordero (cf. Apoc. 7: 9) podremos prescindir de la doctrina de la justificación por la fe, y es que ya no será por fe, sino por vista que nos sostendremos en la presencia de nuestro Redentor (cf. 2 Cor. 5: 6, 7). Ese día, la doctrina de la justificación por la fe habrá alcanzado su meta: llevar a seres humanos creyentes a la presencia de un Dios santo.

 

Este artículo completo puede ser leído en el libro: Reflexiones sobre la justificación por la fe

Ver Muestra   Comprar

Un comentario en “Perspectiva bíblica de la doctrina de la justificación

  1. Tony,
    Que Dios siga bendiciendo tu labor con más sabiduría y recursos para continuar la misión que El te ha encomendado. A el sea la gloria por siempre!
    Tu hermano en Cristo,
    Gil Piña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s