Breve Reseña Histórica del Surgimiento del Espiritismo Moderno

Por: Héctor A. Delgado

A principios del año 1848 un agricultor metodista llamado Juan Fox se instaló con su familia en una casa de campo en Hydesville, en los alrededores de Rochester, en el estado norteamericano de New York.

Desde los primeros días de su establecimiento en aquel lugar, cosas extrañas comenzaron a suceder. Especialmente de noche, se oían golpes y ruidos misteriosos que fueron atribuidos a “ratas y ratones”, a algún pedazo de “madera suelta o alguna ventana floja que se movía con el viento. Pero pronto se hizo evidente, al no encontrarse ninguna de estas cosas, que los golpes se debían a un ser inteligente… Otras, las niñas sentían algo pesado, como un perro echado a sus pies, sobre las frazadas. Catalina una de las dos niñas menores sintió cierta noche que una mano fría pasaba sobre su rostro. Las ropas de las camas eran arrancadas misteriosamente. Las sillas y las mesas cambiaban de lugar. Se sentían golpes secos sobre las puertas… pero cuando se abrían de repente, no había nadie. Se cerraban las puertas, y los golpes volvían a repetirse instantáneamente”.1

Cierta noche, los ruidos misteriosos que se habían estado produciendo “fueron especialmente violentos”. El padre de la familia se levantó y examinó las ventanas para ver si era el viento que las movía. Como estaban aseguradas se acostó nuevamente. Catalina observó que cuando su padre movía una ventana, los ruidos y golpes “parecían responder de la misma manera”. La niña se dirigió al lugar donde se oían los golpes y dijo: “Viejo Mandinga, haz como yo”. “La respuesta vino de inmediato” y las niñas se llenaron de temor.2

Esta experiencia llamó profundamente la atención de la madre de las niñas, “cuenta hasta diez le dijo. Y diez golpes siguieron como respuesta. ¿Cuántos años tiene margarita (el nombre de la otra niña)? Doce golpes respondieron a la pregunta. ¿Y Catalina? siguieron nueve golpes.

“Se le hicieron otras preguntas que fueron contestadas correctamente. Cuando se le interrogó si era un hombre, no hubo respuesta. A la pregunta si era un espíritu, los golpes respondieron vivamente…

Aun cuando la familia Fox quiso mantener reservada esta novedad, rápidamente llegó al conocimiento de los vecinos, quienes acudieron a hacer diversas consultas a los espíritus por medio de los Fox. Pronto se reveló que Margarita (la niña de 12 años) tenía una disposición especial en su trato con ellos… Con el concurso de los espíritus se hallaban cosas perdidas, se solucionaban cuestiones complicadas, se revelaban hechos conocidos solamente por una persona. La gente se convenció que eran los muertos quienes revelaban a las hermanas Fox. Rápidamente, otras personas trataron de comunicarse con ellos, y ocurrieron manifestaciones extraordinarias en las sesiones celebradas en medio de la oscuridad”.3

La “inteligencia” invisible que había estado causando todos estos sucesos se identificó como el “espíritu” de un “vendedor ambulante que había sido asesinado y enterrado en el subsuelo de la casa” de la familia Fox (véa la figura # 1).4 El espíritu le dijo que lo que él quería era encontrar a una persona por medio de la cual pudiera “dar a conocer los hechos vinculados con su desaparición y demostrar que su espíritu aun vivía”.

“Y, de este modo, en una Norteamérica llena de nuevos movimientos religiosos, hacía su aparición una nueva corriente que llegaría a penetrar con su doctrina muchos otros credos.

“En el sitio donde en el pasado estuvo la casa de las hermanas Fox, se encuentra una piedra conmemorativa (vea la figura # 2) en la que se leen algunos de los conceptos esenciales del espiritismo actual:

Esta es la cuna del espiritismo moderno.


Aquí estaba la cabaña de Hyndesville.


El hogar de las hermanas Fox,


Por cuya mediumnidad se estableció


La comunicación con el mundo espiritual.



31 de marzo de 1848.


NO HAY MUERTE. NO HAY MUERTOS”.5

Lo sucedido en el hogar de la familia Fox no fue aceptado en el principio por los religiosos de aquel entonces, y fue acusado rápidamente de “manifestaciones fraudulentas”, como “simples actuaciones” que en un poco de tiempo pasarían de moda…

__________________________

Este artículo es parte de una obra completa sobre el espiritismo titulada: “Antiguas creencias en una época moderna”, y puede ser leída completa al visitar los siguientes links:

Ver Muestra   Comprar

Esta obra también puede ser adquirida, visitando el sitio web:

www.hadlibros.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s