Los 1,260 Días Proféticos

Por: Héctor A. Delgado

Fui invitado a dar un seminario sobre el Apocalipsis en una iglesia en mi país de origen, la República Dominicana. Como era una iglesia joven decidí tratar algunos aspectos sobre los capítulos 12 y 13 de Apocalipsis, pero sin profundizar demasiado en los detalles.

Mientras impartía el seminario un joven me observaba atentamente. Cuando llegué a la parte final, dediqué unos 30 minutos a una sección de preguntas y respuestas (esta es la parte más interesante de los seminarios). En ella, el joven antes mencionado, levantó su mano. “Dígame usted hermano – le dije, dándole la oportunidad – ¿Cuál es su inquietud?” ¿Cómo puedo estar seguro – me preguntó – que los 1,260 días realmente son los mismos 42 meses y los 3 ½ tiempos del libro de Daniel? ¿Provee la Biblia alguna pista para determinarlo?”.

Debo reconocer que la sinceridad y profundidad de la pregunta me hizo pensar seriamente. No esperaba una pregunta así. Estas son la clase de preguntas que hacen que uno considere con seriedad la calidad de información que está enseñando. Cuestiones como estas me revelan además la mente inquisitiva que tienen algunos miembros de la iglesia. Sinceramente nunca me había detenido a pensar en este aspecto de la profecía como lo había planteado este joven. Recuerdo que, en fracciones de segundos, antes de que él terminara su pregunta, sentí la necesidad de ayudarlo, y de proporcionarle una respuesta acertada, convincente. Y recuerdo que invoqué la ayuda divina para dar aquella respuesta. ¡Y la respuesta llegó! Y con un sentido de confianza en Dios, tomé mi Biblia en las manos sin decir una palabra, mientras era guiado por el Espíritu de Dios al verso 6 del capítulo 12 de Apocalipsis, y luego al verso 14. Partiendo de allí, me moví al capítulo 13 y desde allí al capítulo 11. Luego volví al capítulo 12 y entonces hice la conexión con el libro de Daniel.

Aunque Dios me permitió responder la sincera inquietud de aquel joven, confieso que no pude olvidar aquella pregunta. Cuando llegue a mi hogar decidí estudiar más detenidamente el tema. Esta sección que usted leerá a continuación es el resultado del estudio de los 1,260 días que realicé en aquella ocasión.

Como se apreciará, hemos procurado demostrar con el texto bíblico la realidad histórica que está detrás de los símbolos de estas profecías. Hemos visto que el texto nos conduce paso a paso a diferentes períodos de la historia en una forma precisa. De manera que, los detalles históricos que hemos provisto sólo han servido para comprobar este hecho. Así mismo, los 1,260 días, el tiempo del predominio de Roma en su fase papal es uno de los detalles de la profecía que más sorprende al investigador. Aunque se han propuesto diferentes teorías sobre este período de tiempo, ninguna de ellas toma en cuenta los marcos temporales referidos por la profecía. Siendo que estamos tratando con acontecimientos que encuentran su cumplimiento en la historia, es natural que los 1,260 días también puedan ser rastreados juntamente con esos hechos. Pero más aún, la identificación de este periodo debe ser guiado por el texto sagrado.

Veamos este aspecto de la profecía más detenidamente. Analicemos primero sus diferentes menciones tanto en el libro de Daniel como en el Apocalipsis…

* * * * * * * * * * *

Este artículo puede ser leído en el libro: Una mirada al futuro como está revelado en Apocalipsis 12 y 13

Ver Muestra   Comprar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s